Las nuevas normas empiezan a dar resultados