El visir, a la esposa del Tutankamón: “El faraón ha muerto”