Jota y Freire no se ponen de acuerdo