La vivienda se encarece como en 2007