El dueño de un safari en Sudáfrica, atacado brutalmente por uno de sus leones