Un hombre se da un último atracón de 9000 calorías antes de su operación de intestino