Los incondicionales del iPhone X pasan la noche a las puertas de las tiendas de Apple