El campo eléctrico de Venus le impide tener agua