Call of Duty, vetado en Noruega