Adiós a los arañazos del coche. Crean un nuevo material autorregenerante