El "spiderman francés" ya tiene papeles