Leones y gorilas protagonizan los mayores sustos a los visitantes de los zoológicos