La lava del volcán Kilauea alcanza ya grosores de hasta diez metros