"James… James Ramey": sus últimas palabras antes de morir salvaron a su bebé