Una veintena de provincias, en alerta por lluvia, viento, nieve o fenómenos costeros