Comienza la temporada alta para los hoteleros españoles