Publican un vídeo musical y nadie se da cuenta de que aparece un suicidio