Un magnate de la joyería regala 400 pisos y 1260 coches a sus empleados