Logran reanimar a un bebé tras cinco minutos sin signos vitales