Las policías española y colombiana desarticulan una red de prostitución