La plataforma Castor fue la responsable de los terremotos en Castellón y Tarragona