Más de 206.000 personas abandonaron España en el primer semestre de 2014