Los vecinos del parricida de Getafe aseguran que vivía por y para sus hijos