El pago por el uso de ortoprotésicos se fijará entre 20 y 40 euros al mes