El obispo de Mallorca llevaba una alianza con el nombre de una mujer