La imagen más conmovedora: Un niño fan de Portugal consuela a un francés