Mujeres amamantando a sus hijos protestan en la puerta de un hotel de Londres