Cada diez minutos un beneficiario de la Dependencia se queda sin atención