La madre de Sandra Palo insiste que cada día hay una nueva víctima mortal