Miles de personas exigen en Barcelona la libertad de los presos soberanistas