Los vecinos de Canet de Mar reciben a Arrimadas entre abucheos