Una méxicana de 127 años, la mujer más longeva del mundo