La inspección del terreno quemado en Galicia, fundamental para saber qué pasó