Reabre el último colegio que permanecía cerrado por el humo en Seseña