Se gasta 12.000 euros para convertirse en "hombre diablo"