Una niña de seis años pide en un vídeo a sus padres divorciados que sean amigos