Una niña de tres años muere en los brazos de sus padres por una rara variedad de gripe