Más cerca de desprenderse un bloque de hielo 30 veces mayor que Buenos Aires