Su exmarido tendrá que pagarle 23.600 euros por sus años dedicados a las tareas del hogar