Laura, con una enfermedad rara, cuenta como un mal diagnóstico casi acaba con su vida y con la de su hija