Las lesiones en las caderas y en las rodillas son las más frecuentes al comenzar a hacer ejercicio