Un niño muere después de que sus padres rezaran por él en vez de llevarlo al hospital