Semana convulsa para las compañías aéreas