Misión Rosetta: Todo listo para el aterrizaje en la superficie de un cometa