Una persona carnívora come más de 7.000 animales a lo largo de su vida