La foto de un becario dormido en su primer día de trabajo triunfa en Internet