El azúcar, tan malo para tu salud como un trauma en la infancia