Un asteroide pasará más cerca de nuestro planeta que nunca