Un joven muere aplastado por un crucifijo de piedra en honor a Juan Pablo II