Un niño de tres años, golpeado por sus compañeros en un colegio de Girona